Buscar este blog

jueves, 22 de marzo de 2012

Escape y Oceano

Y aquí estoy otra vez, luchando contra el día a día,
esto es todo lo que sé, y lo que tengo,
una lucha eterna contra la depresión,
quien le podría imaginar, si el exterior es todo mentiras.

Debo seguir, y aunque no tenga tu mano me pararé,
por muy ciegos que estemos siempre hay un amigo ahí.
Yo me ahogo, yo me hundo, la miseria es un inmenso mar,
pero no significa que no pueda nadar, no significa que no pueda nadar.

¡Y yo sigo!

¿Qué razón te pueden dar para querer todo terminar?
Esa maldita angustia inmensa que se mezcla en tu ser.
¿Cuando sabré cual es el momento para rendirse?(¡No hay respuesta!)
Ese momento no existe, ese momento no existe.
¡No existe!

Te dices: "¿Para que seguir si esto ya acabó?"
La vida es una lucha que no termina hasta que dejas de respirar.
Así que respira profundo y siéntete libre,
ya que la vida no es vida si no te amas a ti mismo.

Es uno mismo el que dice tan palabras terribles,
es uno mismo el que termina atándose un ancla en el pie.
Es uno mismo el que dice tan palabras terribles,
y yo mismo haré que pueda renacer.

¿Qué razón te pueden dar para querer todo terminar?
Esa maldita angustia inmensa que se mezcla en tu ser.
¿Cuando sabré cual es el momento para rendirse?(¡No hay respuesta!)
Ese momento no existe, ese momento no existe.
Por más que lo digan no pienso rendirme.

Yo sé que a veces la inseguridad es un sentimiento muy grande,
pero yo tengo la fuerza para salir adelante.

Aunque no lo creas, debajo de tanta oscuridad los corazones siempre brillan.


¿Qué razón te pueden dar para querer todo terminar?
Esa maldita angustia inmensa que se mezcla en tu ser.
¿Cuando sabré cual es el momento para rendirse?(¡No hay respuesta!)
Ese momento no existe, ese momento no existe.
Por más que lo digan no pienso rendirme.
Yo no pienso rendirme, no pienso acabar con esto.
Esta es mi vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada